SEPSISA
SEPSISA
SEPSISA

Cercas Electrificadas.



Las cercas electrificadas se colocan sobre los muros de concreto o herrería de su propiedad, disuadiendo a cualquier intruso que intente entrar. Cuando una persona toca algún punto de la cerca electrificada o del circuito, los pulsos eléctricos encontraran un camino a tierra, provocando así una descarga que causa una fuerte contracción muscular y desorientación.

Así mismo, ante cualquier intento de cortar la cerca, puentearla, o al permanecer mucho tiempo en contacto con las líneas, se dispara la alarma de la cerca electrificada alertando al propietario y a los vecinos del intento de intrusión. Con una sirena de 125 decibeles (tipo bancaria y a prueba de sabotaje) se provoca aturdimiento y nerviosismo en el intruso, obligándolo, en la mayoría de los casos, a huir.

SEPSISA® Seguridad Privada le garantiza una instalación elegante y estética, con la mejor tecnología del mercado y al mejor costo.

SEPSISA
SEPSISA